Ideario del centro

El Centro de Estudios Joan Maragall reconocido y concertado por el Departament d'Ensenyament de la Generalitat de Catalunya desarrolla su acción docente sobre los principios de un proyecto educativo que se fundamenta sobre:

  • ​La formación integral de las capacidades intelectuales, éticas, físicas, emocionales y sociales de los alumnos que les permita el pleno desarrollo de la personalidad, con una enseñanza de base científica.
  • La vinculación entre pensamiento, emoción y acción que contribuya a un buen aprendizaje y conduzca los alumnos a la madurez y la satisfacción personales.
  • La capacitación cultural, científica y técnica que permita a los alumnos la plena integración social y laboral.
  • La habilitación para el aprendizaje permanente.
  • El estímulo y el reconocimiento del esfuerzo y la valoración del rigor, la honestidad y la constancia en el trabajo
  • La capacitación para ejercer activamente la ciudadanía.
  • La aplicación general de criterios y procedimientos de evaluación.
  • La competencia para la utilización autónoma y creativa de los sistemas digitales.
  • La competencia para el análisis y la contrastación de toda la información, sea cual sea el medio de transmisión.

Se rige por:

  • La ubicación del alumno en el centro de la actividad docente de nuestra institución.
  • La flexibilidad organizativa como instrumento para adecuarse a las necesidades cambiantes de la sociedad y a las demandas de nuestros alumnos.
  • La participación de toda la comunidad educativa en la superación de nuevos retos académicos y sociales.
  • La promoción del reconocimiento social y profesional del profesorado como actores imprescindibles para configurar y hacer posible el proyecto docente.
  • El compromiso de las familias para estimular el proceso educativo.

Sobre todos estos principios y valores, el Centro de Estudios Joan Maragall ha construido a lo largo del tiempo un modelo educativo propio fiel a sus orígenes, pero en permanente renovación y adaptación a las exigencias cambiantes de nuestro entorno socioeconómico que no solo ofrece el adecuado conocimiento de las capacidades técnicas de cada ciclo formativo sino que también fomenta:

  • El espíritu de emprendimiento.
  • La voluntad y el reconocimiento de la necesidad de mejora continua.
  • La capacidad de autoconocimiento y de superación desde la promoción de la autoestima y la maduración integral de la persona.
  • La adquisición de un espíritu crítico desde el conocimiento y el análisis de la realidad.

Para lograr estos objetivos, Centro de Estudios Joan Maragall tiene como base de su actividad docente la profundización en la gestión del talento de su alumnado a partir de un seguimiento personalizado que garantiza que éste nunca llegue a encontrarse solo en nuestra institución en su crecimiento formativo y personal.

Este acompañamiento se produce fundamentalmente a través de la figura próxima, comprensiva, pero a la vez necesariamente exigente del tutor o tutora de cada alumno.

​Por otro lado el modelo educativo de nuestra escuela se caracteriza también por un uso intensivo y habitual de las nuevas tecnologías; un elevado grado de experiencia y dedicación de nuestro profesorado; la constitución de grupos reducidos de alumnos que facilita los procesos formativos de carácter participativo e interactivo y un sistema de evaluación continuo y global.

​En definitiva, el Centro de Estudios Joan Maragall ofrece a su alumnado todos aquellos instrumentos necesarios para poder afrontar con éxito los retos de un mundo global altamente competitivo y constantemente cambiante.